Pulpo a la gallega muy, muy sencillo

El pulpo. Mi consejo es que lo compres ya cocido y envasado al vacío. Te ahorrarás mucho tiempo y el resultado es el mismo. Puedes comprar un pulpo entero o unas cuantas patas, depende de los que seáis.

Tuve un novio gallego y su madre cocinaba de lujo, gallega auténtica! Ella me enseñó cómo preparar el pulpo. Desde entonces siempre lo hago así y triunfo con un esfuerzo mínimo.

¿Qué necesitamos?

El pulpo que vayamos a hacer.

Pimienta dulce

Aceite de oliva

Sal para quién quiera obstruir sus arterias.

 

¿Cómo lo hago?

Primero troceo el pulpo en redondeles cortando las patas con tijeras.

Lo pongo en un plato de madera.

Se rocía bien con aceite de oliva extra

Se espolvorea con la pimienta y con generosidad.

Se mezcla todo con mucho mimo y que cada trozo tenga aceite y pimienta por lo que se puede rectificar en cualquier momento.

¡Y ya está! Bien fresquito a la mesa.

Deja que se enfríe bien para que absorba los sabores diferentes.

2 Comentarios
  1. Manuela Gallego cachaza
    | Responder
    • admin
      | Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *