Polos de sandía

Ya hemos comentado que hay muchas formas de que nuestros  hijos coman fruta. Para ello te traigo esta idea que seguro que te apuntas a hacerla para pasar un delicioso momento.

 

¿Qué necesitamos?

 

Chocolate negro

Media sandía

Nata en spray

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Cortamos la sandía en trozos triangulares, les ponemos un palito y al congelador.

Mientras deshacemos el chocolate negro en un cazo. No hagas mucho que da mucho de sí.

Sacamos los trozos de sandía y decoramos con el chocolate cuando se haya enfriado y otra vez al congelador.

Échale imaginación. También puedes ponerle nata de botella a presión, o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Lo mantienes en el congelador un día y al día siguiente de postre: helado de sandía.

 

Puedes hacer lo mismo con un plátano. Yo estoy enviciada y lo tomo todos los días y ya sabes que entre horas, la fruta no engorda!!!

¡Triunfa!!!

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.