Muslos de pollo al horno

Esta receta de muslos de pollo al horno tiene muy poca elaboración, ingredientes muy sencillos y siempre sale bien. Sigue estos consejos fáciles y triunfarás.

¿Qué necesitamos?

 

  • 4 muslos de pollo
  • 1 limón exprimido
  • Media cabeza de ajos
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y perejil
  • Aceite de oliva
  • 1 vasito de vino blanco seco (unos 150 ml)
  • Agua
  • Hierbas aromáticas para carnes (tomillo, romero, orégano…)

 

¿Cómo se hace?

 

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Salpimentamos el pollo (con su piel) por arriba y por abajo. Aunque acostumbremos a quitarle la piel al pollo para guisos, en esta receta es mejor dejarla, aunque la desechemos luego en el plato. La piel hará de ‘escudo’ para que el pollo no se reseque y nos sirve para recoger los jugos y aromas del guiso.

Lo colocamos con la piel hacia arriba en una bandeja de horno. Damos unos pinchazos a la piel con una punta de cuchillo y rociamos con un hilo de aceite, el zumo de limón, el perejil y las hierbas.

Ponemos en la bandeja los dientes de ajo machacados de un golpe y las hojas de laurel.

Horneamos en la parte media unos 45 minutos bajando a 180º. A mitad de cocción subimos a 200º, damos la vuelta a los muslos y regamos con los jugos de la bandeja, añadiendo agua si es necesario para que no se resequen. Si ves que se doran demasiado en cualquier momento puedes cubrir con papel de plata.

 

¡Listo!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *