Mousse de café y leche condensada

Sorprende a todos después de una comida deliciosa preparando esta mousse de café. Se hace muy rápido y requiere muy pocos ingredientes.

¿Qué necesitamos?

  • 200 g (1/2 lata pequeña) de Leche condensada LA LECHERA
  • 1 cucharada de NESCAFÉ Classic Natural
  • 200 ml de nata para montar

 

¿Cómo lo hacemos?

 

La mousse de café y leche condensada es un postre rapidísimo con el que sorprender a tus invitados. La receta de crema de café está elaborada con nata, Nescafé Classic y leche condensada La Lechera que se sirve muy fría.

Poner en un bol apto para el microondas, la leche condensada y el NESCAFÉ. Poner durante un minuto a potencia media e ir removiendo hasta que el NESCAFÉ se disuelva.

Refrigerar en la nevera hasta que esté frío.

Sacar de la nevera y añadir la nata para montar muy fría.

Batir con unas varillas hasta que quede con una textura de nata semi montada.

Refrigerar un mínimo de 4 horas y servir.

 

La disolución del NESCAFÉ con la leche condensada, también puede hacerse calentando los dos ingredientes en un cazo a fuego suave, removiendo hasta que se disuelva el NESCAFÉ.

Poner las varillas en la nevera para que estén muy frías, así montará mejor la mousse.

 

¡Listo!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.