Magdalenas de leche condensada ¡Suaves y esponjosas!

Para el desayuno, la merienda… ¡date un capricho! Prueba esta receta y repetirás seguro. Sorprenderás a los tuyos.

 

¿Qué necesitamos?

  • 1 lata de Leche condensada (397 g)
  • 3 huevos
  • 100 mililitros de Aceite de oliva suave
  • 1 sobre de Levadura Royal
  • 1 cucharadita de Esencia de Vainilla
  • 150 gramos de Harina de trigo
  • ½ Taza de Azúcar para espolvorear

 

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Como siempre, lo primero es alistar todos los ingredientes y utensilios. Yo he utilizado una bandeja especial para magdalenas y le he puesto cápsulas de papel dentro de cada espacio individual. Si no tenéis de este tipo de bandejas, puedes hacer tus magdalenas caseras solo con los capacillos de papel.

Encendemos el horno a 180 º C para precalentar.

 

Para hacer la masa necesitaremos usar varillas eléctricas. Entonces, empezamos por batir la leche condensada con los huevos, el aceite y un poco de vainilla. Mezclar hasta integrar por completo y obtener una mezcla homogénea.

Si por ejemplo prefieres hacer magdalenas de leche condensada con limón, bastará con sustituir la vainilla por un poco de ralladura de limón.

A continuación, añadimos los ingredientes secos, previamente tamizados, es decir, la harina de trigo junto con la levadura. Integramos poco a poco con ayuda de una espátula o lengua de cocina hasta conseguir una masa fina y sin ningún tipo de grumos.

Rellenamos los capacillos con la mezcla para las magdalenas caseras ocupando solo unas 3/4 del volumen total. Espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

 

¡Listas!!!

 

2 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.