Magdalenas caseras. Receta paso a paso

¿Vas a negar a los tuyos comer magdalenas recién hechas sin condimentos químicos? Mejor las magdalenas caseras. Verás qué fácil.

 

¿Qué necesitamos?

3 huevos

200 gr. de harina floja de repostería

125 gr. de azúcar blanco

50 ml. de leche entera

100 ml. de aceite de oliva extra virgen suave

½ sobre de levadura química (8 gramos)

Moldes de papel rizado para magdalenas

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Vamos a preparar unas 20 magdalenas, perfectas para desayunar durante unos días.

En un bol grande batimos los huevos con unas varillas, con movimientos rápidos y envolventes. Procurando que nos quede el batido esponjoso y aireado.

Añadimos ahora poco a poco el azúcar mientras seguimos batiendo y mezclando de la misma manera. Toca el turno del aceite, lo vertemos despacio y lo vamos mezclando con el resto de ingredientes. Añade una pizca de sal

Seguimos el mismo proceso con la leche, luego la harina, y finalmente la levadura química. Metemos la mezcla en el frigorífico y mientras se enfría.

Antes de verter la mezcla en los moldes, le damos una pequeña batida ya que con el frío se habrá espesado un poco.

 

Al molde:

Llenamos hasta ¾ partes y horneamos 15 minutos a 200º C. Con el calor del precalentado y a esta temperatura las magdalenas deben de subir sin problema.

Su estado idóneo es cuando comprobamos que están con el copete perfecto y doraditas.

Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente. Por lo debéis retirarlos del frigorífico unos 10-15 minutos antes de comenzar con la receta.

En esta receta no hemos utilizado ningún elemento aromático, pero podéis añadirle lo que más os guste: ralladura de limón o naranja, canela, vainilla, etc.

 

¡Listo!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.