Limones confitados dulces

Los frutos confitados son todo un placer para los sentidos. El olor fragante de los frutos en conserva…. El sabor exquisito y algo empalagoso destacan como sus principales características.

Las frutas cítricas poseen cierta ventaja sobre otros frutos a la hora de preparar conservas. Esto pasa porque poseen mayor cantidad de pectina. Esta sustancia se encuentra en mayor concentración, en las cáscaras de las frutas cítricas. La pectina es muy soluble en agua, y al unirse con el azúcar y los ácidos de la fruta, se forma un gel que le da mejor textura al limón caramelizado para decorar. Además, disminuye el tiempo de cocción, por lo cual la mermelada gana un sabor más fresco y se conserva por más tiempo.

Ingredientes

 

  • 1 Limón
  • 250 mililitros de Agua fría
  • 200 gramos de Azúcar
  • Agua

 

Primero lava muy bien las frutas para la preparación del limón caramelizado para decorar. Utiliza un cuchillo muy afilado para cortar las rodajas de limón. Elimina los dos extremos del limón y a partir de allí, comienza a cortar las rodajas.

Corta los limones en rodajas muy finas. Aunque el grosor suele depender de la receta y del gusto propio, lo usual es cortar en rodajas finas.

Verte agua en un cazo y deja a que rompa en hervor, entonces coloca los limones cortados con mucho cuidado. Espera 1 minuto y saca del agua las rodajas de limón, sin romperlas.

Coloca los limones dentro de un colador, así escurrirán toda el agua. Repite este paso de escaldar la fruta 2 veces más, así harán un total 3. Así, eliminas gran parte del sabor amargo de la concha.

Verte en un cazo el agua fría y el azúcar. Remueve hasta que el azúcar quede transparente para nuestra preparación de limones confitados dulces. Espera hasta el momento de ebullición.

Coloca con mucho cuidado, cada rodaja por separada, así no se romperán. Hunde un poco las rodajas para que se impregnen del almíbar. Deja que hiervan a fuego bajo alrededor de una 1 hora tapados.

Sabrás que los limones confitados dulces están listos cuando adquieran un aspecto brillante y su tono sea más intenso.

Una vez listo el limón caramelizado para decorar, déjalo reposar a temperatura ambiente en su dulce. Finalmente, guarda los limones confitados en el refrigerador para que se conserven bien.

 

¡Listo!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *