Huevos tontos

Hoy otra receta de “pobres” que se hacía mucho en tiempos de escasez. Es muy sencilla y al menos, llenaba los estómagos. Es increíble lo que nuestros ancestros tenían que hacer para alimentar a todos básicamente sin nada porque las despensas estaban vacías.

Bien, de aquellos tiempos surgieron lo huevos tontos. Permite muchas variaciones y también vosotras podéis usar vuestra imaginación.

¿Qué necesitamos?

500 gr. de pan del día anterior o duro
2 huevos
4 dientes de ajo muy picados
aceite
perejil picado
agua
sal

 

¿Cómo se hacen?

Se salpica el pan con agua para que quede empapado pero no tanto como para que chorree agua.

En ese bol con el pan mojado ponemos los huevos el ajo, el perejil y la pizca de sal.

Removemos bien hasta que se haga una masa.

Dejamos reposar toda la noche.

A la mañana siguiente será una pasta con consistencia.

En una sartén ponemos aceite a calentar y con la mezcla hacemos bolitas (como si fuesen croquetas) puedes usar las manos o dos cucharas, yo lo hago a mano para hacerle la forma de huevo en el trozo.

Vamos friendo todo y poniendo en papel para que suelte todo el sobrante de aceite.

Y ya tenemos hechos nuestros huevos tontos.

 

Variaciones

Mojar en leche en vez de agua

Mojar con un almibar en vez de agua.

Utilizar más especias.

Puede ser un segundo plato o guarnición de carne o pescado. Eso ya lo eliges tú.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.