Espinacas gratinadas con bechamel un plato que gusta a todos.

En media hora tendrás un platillo listo para comer (que los demás pongan la mesa). Los ingredientes señalados a continuación, rinden para 2 porciones, así que puedes hacer las cuentas de cuanto necesitas para más comensales. ¡Es muy fácil y rico!

¿Qué necesitamos?

 

  • ½ kg de espinacas
  • 1 cucharada de harina
  • Leche cantidad necesaria
  • Sal y nuez moscada al gusto
  • Aceite cantidad necesaria
  • Queso parmesano rallado al gusto

 

¿Cómo lo preparas?

 

Lava bien las espinacas y corta el tallo para que te queden solo las hojas.

Pon un poco de aceite en la sartén y sofríe las espinacas.

Prepara la bechamel cocinando en un cazo la harina con la misma cantidad de aceite y de leche, condimenta con nuez moscada.

Precalienta el horno a 180°C. en posición arriba.

Cuando estén tiernas, pones las espinacas en una bandeja para horno previamente engrasada.

Vierte por encima la salsa bechamel.

Espolvorea el queso rallado y hornea durante 20 minutos aproximadamente, hasta que se haya gratinado.

 

¡Listo!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.