Crema de calabacín, cebolla caramelizada y manzana ácida.

En esta crema, lo esencial es hacer bien el proceso de caramelización de la cebolla, en sus propios azúcares y utilizar una manzana verde y ácida, que le da el toque especial de frescor a este plato original y sabroso, que seguro que también triunfará en vuestras casas.

 

¿Qué necesitamos?

 

  • 1 cebolla
  • 2 manzanas ácidas.
  • 4 patatas
  • Calabacín 750 g

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Para preparar esta crema, tenemos que ir haciendo los procesos paso a paso, para que cada ingrediente esté en su punto y pueda aportar el sabor exacto que buscamos. Comenzamos con la cebolla que picamos y dejamos pochar a fuego muy lento hasta que se caramelice.

Mientras se carameliza la cebolla, pelamos los calabacines y los troceamos, haciendo más tarde la misma operación con la patata y la manzana lo último.

Cuando la cebolla está comenzando a tostarse, vamos incorporando primero los calabacines, dejando que se rehoguen durante unos 2 o tres minutos para continuar con la patata.

 

Tras unos cinco minutos, añadimos agua suficiente para cubrir (unos 400 ml) y la patata troceada, poniendo todo a cocer durante unos 15 minutos, hasta que la patata esté casi cocida.

En ese momento, incorporamos la manzana y dejamos cocinar otros cinco minutos, procediendo a triturar hasta obtener una crema de sabor intenso.

Con qué acompañar la crema de calabacín con cebolla caramelizada y manzana ácida

La crema de calabacín con cebolla caramelizada y manzana ácida está deliciosa ya que cada cucharada nos aporta una textura cremosa, el sabor intenso de la cebolla caramelizada y el frescor que aporta la manzana.

 

¡Lista!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *