¿Cómo se hace la cebolla caramelizada?

La cebolla caramelizada o confitada es un tipo de guarnición que liga con una infinidad de platos. Podemos hacerla con azúcar o sin azúcar, está es una receta de cebolla caramelizada con azúcar.

Para hacer cebolla caramelizada tenemos que usar cebollas dulces, las blancas, las de toda la vida.

En realidad, para caramelizar cebolla no necesitamos azúcar, pero a mí me gusta hacerla con azúcar ya que le aporta, como es lógico, un toque más dulce y eso a mí me gusta mucho la verdad.

Algunos cocineros prefieren usar azúcar moreno para darle un toque diferente. También hay quien echa un chorrito de vino dulce (Oporto o Jerez) durante el proceso de caramelización, lo cual le agrega un plus de sabor extra. Pequeños trucos para cocinar la cebolla al gusto de cada cual.

La medida perfecta es usar 1 cucharada y media (sopera) de azúcar por cada cebolla grande. He probado mil veces y es la que más se ajusta a la realidad.

 

Ingredientes

  • 3 cebollas
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Módena (un chorrito)
  • Un chorrito de agua (opcional)
  • 4 cucharadas y media de azúcar blanco

 

¿Cómo lo hacemos?

 

1.- Comenzamos cortando la cebolla en juliana. Ponemos aceite en una sartén, incorporamos la cebolla, un poco de sal y cocinamos a fuego muy lento con la tapadera puesta. Para que os hagáis una idea yo estas 3 cebollas las tuve 45 minutos a temperatura 2 (tengo 10 niveles en mi vitro). Prácticamente a fuego bajo bajo.

 

2.- Pasado todo ese tiempo, veréis que queda totalmente brillante y transparente la cebolla. Es hora de dar el siguiente paso.

 

3.- Agregamos el azúcar y subimos a fuego muy fuerte para caramelizar la cebolla.

 

4.- Vamos dando vueltas sin parar y poco a va cogiendo color dorado. Es el momento de ponerle un chorrito de vinagre de Módena. Le aportará sabor y color a la cebolla. Tened cuidado de que no se queme. Si veis que se está apelotonando podéis ponerle un chorrito de agua también.

 

5.- Una vez la retiremos, la dejamos reposar un poco y le retiramos todo el aceite que sobra.

 

¡Lista!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *