Cómo hacer almejas a la marinera. ¡¡Perfectas!!!!

Hoy vamos a preparar almejas a la marinera paso a paso como aperitivo, una receta original gallega pero que ha traspasado sus fronteras y es habitual encontrarla en muchos lugares.

Aunque depende del tipo de almeja y la cantidad que tomemos, estas almejas a la marinera contienen mucho hierro, por lo que son indicadas para las personas que sufren anemia,  y se recomiendan especialmente a las personas que hacen deporte intenso, pues sufren un importante desgaste de este mineral, y también por supuesto a las mujeres embarazadas que durante este periodo deben aumentar su consumo de hierro.

Ingredientes

 

500 g de almejas

Media cebolla

3 dientes de ajo

Media cucharada de harina

1 cucharada de pimentón dulce

1 vasito de vino blanco o de caldo de pescado

Perejil picado

Aceite de oliva virgen extra

 

¿Cómo las hacemos?

 

Por lo general las almejas que compramos están muy bien depuradas y apenas contienen arena, pero por si acaso las lavamos bien bajo el chorro de agua fría frotando unas con otras, escurrimos y dejamos un par de horas en agua fría con sal para que suelten toda la posible arena que puedan tener, reservamos.

Ponemos en una sartén aceite de oliva virgen extra y sofreímos media cebolla picada junto con los dientes de ajo también picados, y cuando comiencen a dorarse añadimos la harina que cocinamos removiendo. Apartamos la sartén unos segundos del fuego e incorporamos el pimentón dulce y mezclamos.

Volvemos a poner la sartén en el fuego, ponemos entonces el vino (el ideal sería un Albariño) o si no queréis poner alcohol lo sustituiremos por agua o caldo de pescado y las almejas.

Según se vayan abriendo las almejas las iremos poniendo en la fuente donde las vamos a servir, de esta forma quedaran muy jugosas.

Una vez que hemos retirado las almejas (desecharemos las que no se hayan abierto) vertemos la salsa por encima, espolvoreamos con perejil picado y servimos.

Almejas a la Marinera, consejos para que salgan ¡perfectas!

 

Lo principal para que os salgan unas almejas a la marinera perfectas es que el ingrediente principal, es decir, las almejas, sean de buena calidad.

La limpieza de las almejas y no encontrarnos restos de arena marcarán la diferencia entre una buena receta y otra que no lo es, y esto es un consejo que debéis tener en cuenta siempre que preparéis algún plato con almejas, berberechos, navajas o similar. Es importante que las almejas estén muy frescas, dejándolas al menos un par de horas con agua fría y sal gorda, cambiándoles el agua cada media hora hasta que veáis que ya no sueltan arena.

Si tenéis posibilidad utilizad un buen vino para elaborar la salsa de las almejas a la marinera, por ejemplo, un Albariño sería ideal (luego os podéis tomar el resto para acompañarlas).

En este caso pensando en los niños la receta no lleva picante, pero unos pequeños toques de picante con cayena le pueden ir muy bien a las almejas a la marinera, si os gusta la comida picante probadlo.

Si sigues todos los consejos, las almejas están…

¡Listas!!

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *