Chips de calabacín en el horno

Hoy vamos a hacer unas patatas chips de calabacín, va a encantar a todos y es otra forma de comer verduras camufladas. Como están riquísimas, no dudes en hacer cantidad porque desaparecen visto y no visto, te lo aseguro!

Sigue la elaboración paso a paso y tendrás un plato súper original.

¿Qué vamos a necesitar?

– 1 calabacín
– 3 cucharadas de harina
– 2 cucharadas pimentón dulce
– 1 huevo
– 4 cucharadas de pan rallado
– 6 cucharadas de queso rallado
– Avecrem de verduras

 

¿Cómo lo hacemos?

En primer lugar lava el calabacín y córtalo en rodajas muy finas con la mandolina que saldrán todas iguales. No hace falta pelarlo porque hasta la pulpa tiene sus propiedades nutricionales.

Coge un bol y añade la harina junto con el pimentón dulce. Mezcla bien.

Añade las rodajas de calabacín y remueve bien.

Pasa las rodajas por huevo batido y el avecrem deshecho.

Finalmente reboza en una mezcla de pan rallado con queso rallado.

Precalienta el horno a 250º

Pon el calabacín en una bandeja para horno y hornea a unos 200 grados.

Saca del horno cuando veas que las chips están doradas y crujientes.

Sirve junto a alguna salsa que puede ser tomate frito (un brick) y ya están listas estas chips de calabacín.

Bueno, no me dirás que no merece la pena…

¡A disfrutarlas!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *