Caracoles en salsa picante (o no)

Los caracoles son de esas comidas que o te gustan… o las odias. A nosotros nos encantan y por eso he comprado una bolsa al vacío en Hipercor. ¡Son gordísimos!!! ¡Nos vamos a chupar los dedos!!!

Para que sean picantes se les pone cayena y chorizo picante. A nosotros no nos gustan muy picantes así que pondré un choricito picantón.

¿Qué necesitamos?

 

1 kilo caracoles precocidos

150 gramos jamón serrano en taquitos

150 gramos chorizo (picante o dulce) en taquitos

1 cubito caldo de carne o 1 cucharada de concentrado de carne (opcional)

1 y 1/2 cucharadita pimentón (dulce)

Tomillo

Orégano

Cominos molidos

2 hojas laurel

2 cebollas troceadas

2 dientes ajo

1 cucharada harina

120 ml vino blanco

Aceite

Sal

Agua

 

¿Cómo los hacemos?        

Sacamos los caracoles del envase y los lavamos bien bajo el chorro de agua fría.

Ponemos un fondo de aceite en la cacerola. Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla picada finamente y los dientes de ajo laminados. Dejamos pochar hasta que la cebolla esté transparente sin que lleguen a quemarse los ajos.

 

Incorporamos el chorizo y el jamón, damos unas vueltas y añadimos la harina, removiendo para que se tueste un poco.

Ponemos el pimentón, damos unas vueltas e inmediatamente agregamos el vino blanco y dejamos que dé un hervor para evaporar el alcohol.

 

Ponemos los caracoles lavados en la cacerola y cubrimos con agua, añadiendo las especias y la sal. Si hemos optado por utilizar el concentrado de carne o el cubito, ahora es el momento de añadirlo.

Vamos probando hasta que haya absorbido todos los sabores y los caracoles estén blandos entre 20 y 40 minutos.

 

¡¡Listos!!!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.