Cabecillas de lechal asadas al horno.

Este es un polémico plato. Para los que nos gusta, me incluyo, es un manjar. Para los que no les gusta es un despiece más del lechal, del cordero o del lechazo. La polémica está servida.

Pero como a nosotros nos pirran, cada vez que encuentro en la carnicería cabecillas, no dudo en comprarlas. Las más tiernas son las de cabrito, pero las de lechal están también muy buenas y más grandes son las de cordero. Hay para elegir. Elijas la que elijas, la receta es la misma. ¡Vamos a ello!

¿Qué necesitamos?

 

  • Una cabecilla por persona.
  • Caldo de carne que puedes hacer con pastillas de caldo tipo Avecrem.
  • Un par de cebollas
  • Un par de patatas medianas
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen
  • Salsa Perrys
  • Orégano
  • Hojitas de laurel

 

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Primero lavamos bien las cabecillas, les cortamos las pestañas y el bigotillo y reservamos.

Cortamos en redondeles las patatas y las cebollas y hacemos una cama con ellas en la fuente que vayamos a asar. Yo he comprado ahora unas antiadherentes en Amazon que son una delicia.

Encima de la cama colocamos las cabecillas con los sesitos hacia arriba. Regamos con el caldo de carne. Deben estar caldosas, pero no te excedas, reserva el caldo por si se secan mucho.

Rociamos con aceite generosamente. Colocamos las hojas de laurel y añadimos la salsa Perrys por todas las cabecillas.

Y por último el orégano, lo que te quepa en el cuenco de tu mano, con la otra mano frotas las manos esparciendo por todo el asado.

Pones el horno a calentar en la posición de abajo a unos 140º. Cuando esté caliente mete la fuente con las cabecillas y calcula unos 45 minutos. El caldo tiene que hervir, si ves que no lo hace, sube la temperatura del horno. Las cabecillas irán cogiendo color y por este sabrás que están hechas. Si son de lechal son tiernas y se hacen rápido, no dejes que se quemen. Igual las de cabrito y las de cordero son las de los 45 minutos.

A disfrutar de este manjar que se come con las manos….

 

¡Listas!!

Sin Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.