Bizcocho con leche condensada y aroma de arándanos.

He sacado esta receta del bote de leche condensada, la he retocado y está riquísimo. Sale un bizcocho esponjoso y compacto. Os animo a que lo hagáis porque el sabor es buenísimo. Puedes darle tu toque personal también.

 

¿Qué necesitamos?

 

370 gr. de leche condensada

3 huevos

175 gr. de harina de repostería

130 gr. de mantequilla derretida y fría

16 gr. de levadura

1 pellizco de sal

Azúcar glas

Un aromático que prefieras: Yo he puesto un chorrito de sabor a arándanos.

 

¿Cómo lo hacemos?

 

Precalentar el horno a 180º o a 160º sí es con ventilador.

Separar las yemas de las claras y batir estas con un pellizco de sal hasta que estén montadas.

Mezclar las yemas con la leche condensada integrando muy bien las dos cosas. Incorporar la mantequilla y el aromatizador.

Agregar la harina junto con la levadura tamizadas, mezclar con una espátula y por último añadir en tres veces las claras, moviendo con suavidad de abajo arriba.

Verter en el molde y hornear durante media hora aproximadamente, pinchar con un palillo y si sale seco sacar del horno.

Enfriar sobre una rejilla sin el molde. Espolvorear con abundante azúcar glas.

 

¡Listo!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.