Berenjenas al horno con miel y vinagre.

Hoy vamos a hacer otro apetitoso plato de verduras camufladas. Les encantará a los niños por el contraste de sabores.

Las recetas con berenjenas al horno no solo están exquisitas, si no que nos aportan muchas propiedades y beneficios para la salud.

Ya verás que cuándo las pruebes se convertirán en uno de tus platos preferidos.

¿Qué necesitamos?

  • Una berenjena.
  • Vinagre de Módena (italiano) o el que más te guste. Ek de Módena es una variante italiana, es un vinagre balsámico pero en nuestro país tenemos multitud de vinagres deliciosos.
  • Aceite y sal.

 

¿Cómo lo hacemos?

Lo primero que vamos a hacer es cortar las berenjenas en rodajas y meterlas en un cazo con agua y sal durante media hora.

En este tiempo vamos a aprovechar para precalentar el horno a unos 180 grados.

 

Una vez trascurrido este tiempo, sacamos las berenjenas del agua y las lavamos muy bien bajo el grifo de agua fría por si han quedado restos de algo.

 

A continuación, las ponemos a secar en una fuente o un plato grande forrado con papel absorbente o en la encimera limpiándola bien antes. Es importante que cuando las retiremos, nos fijemos que no se haya quedado pegado ningún trozo de papel.

 

Después, cogemos una brocha o un muñón con papel de cocina y vamos pintando las berenjenas con aceite de oliva.

Añadimos también una pizca de sal, pero ¡recuerda! Ya son saladas de por si, por lo que es mejor que te quedes corto a que te pases con ella.

 

Cuando las tengas preparadas, coloca las berenjenas sobre la bandeja del horno previamente cubierta con papel vegetal para cocinar. Así evitarás que se queden pegadas y además eliminarás el exceso de aceite. Programamos el horno a 180º durante 15-20 minutos y mientras tanto, continuamos con otra tarea.

 

Llega el momento de preparar la “salsa”. En el vaso de la batidora, mezclamos la miel y el vinagre, con una proporción de 2 cucharadas de miel por 1 de vinagre. Batimos bien hasta que quede homogéneo y bien repartido.

Una vez que las berenjenas muestren un aspecto doradito, las sacamos del horno y las rociamos con esta mezcla. Si tienes un difusor mejor, pero si no también te puedes servir de una cucharita de café para que se reparta en igual cantidad por toda nuestra receta de berenjenas al horno.

Deja la bandeja en el calor del horno para que ligue bien la salsa con las berenjenas. Retiramos a los 15 minutos más o menos y…

 

¡Listo! Ya tenemos hechas nuestras berenjenas al horno con miel y vinagre.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.