¿Adobamos el pollo para variar? ¡Es sencillísimo y hay mil maneras!!

Para que nuestra gente no se canse del sabor del pollo podemos adobarlo descubriendo nuevos sabores y texturas.

Yo te propongo este adobo y tengo más, pero con uno es suficiente de momento. Es muy fácil de preparar y es apto para añadir o quitar lo que no nos guste.

Luego ya haces la receta que más te guste preferentemente a la plancha o asado…

¡Sorprende a todos!

 

Ingredientes

  • Una cucharadita de orégano en polvo
  • Tres ajos majados en el mortero
  • Cinco cucharadas de aceite de oliva
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Una cucharada de salsa de tomate
  • Un vaso de vino blanco o coñac
  • Pimienta dulce
  • sal al gusto

 

¿Cómo lo hacemos?

Mezclar todos los ingredientes en un tazón y agregarlos sobre el pollo.

Dejar que los trozos de pollo absorban el jugo por 30 minutos mínimo.

Yo lo dejo toda la noche o más si decido hacer otra cosa de comida. A más tiempo más sabor y para que le llegue a todo hago unos cortes como apuñalando al pobre pollo. Así penetran mejor los sabores y luego se hace antes por dentro.

¡Listo!!!

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.